lunes, 15 de febrero de 2010

ESTANCIA MEDIA: PRUEBA NO SUPERADA

La Encuesta de Ocupación Hotelera correspondiente a 2009 arroja un dato suficientemente ilustrativo acerca de la falta de estrategia del destino. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la estancia media en Sevilla el pasado año se situó en 1,83 noches, tasa ligeramente inferior a la registrada al cierre de 2008 (1,85). En la última década, la provincia no sólo no ha avanzado en su objetivo de superar el listón de las dos noches sino que ha retrocedido ligeramente, como demuestra el dato de que la estancia media se situaba en 1,89 noches en 1999. Es obvio que el estancamiento en este parámetro está directamente relacionado con la falta de nuevos atractivos turísticos que ha incorporado en los últimos años el destino. No se trata de prescindir del extraordinario 'gancho' que representan la Catedral y el Real Alcázar, pero ¿qué nuevos motivos le ofrecemos al visitante que ya ha estado tres veces en la ciudad? Cierto es que también han cambiado los hábitos de los viajeros y que cada vez se opta más por desplazamientos cortos (city breaks) y repetitivos que concentrar la estancia en un destino, pero eso no debería ser motivo de autojustificación. Falta una estrategia turística a medio-largo plazo y ofrecer nuevos atractivos que sirvan de palanca. ¿Para cuándo la ampliación del Museo de Bellas Artes? ¿Cuándo abrirá sus puertas el nuevo Palacio de Congresos? ¿Cuándo ofreceremos una oferta de flamenco de calidad? ¿Y una programación operística más larga? ¿Y nuevos museos? Y...

2 comentarios:

D. Rodríguez dijo...

En definitiva lo que falta es GESTION TURISTICA en todas las áreas: Planificación, Promoción,I+D+i,etc. . Hasta que no tengamos una Delegación de Turismo como corresponde a una ciudad como Sevilla y un Patronato de Turismo fuerte y único para la Ciudad y Provincia, con capital público y privado, no habrá avance y el estancamiento será cada vez más pronunciado. Sólo la potente marca que representa Sevilla, aún, sostiene el mantenimiento de la actividad turística en la ciudad.

Espartaco dijo...

El problema no es tanto de voluntad, que me consta que la hay, como de competencias... Hay una trama burocrática y admisnistrativa anticuada, que no puede dar respuesta a las necesidades que tenemos. Para colmo las inversiones no se concentran en temas importantes, sino que se abren nuevos frentes cada día, que no quedan en nada. Como ejemplo, Valencia. Ya quisiéramos!

 
Web Analytics by Controlia