martes, 16 de enero de 2007

VALENCIA METE LA QUINTA VELOCIDAD; SEVILLA SIGUE EN PUNTO MUERTO

A falta de que los audímetros cuantifiquen la audiencia del espectáculo, no es apresurado aventurar el colosal éxito cosechado por Valencia con el acto de presentación a nivel mundial de la nueva escudería de Fernando Alonso (Vodafone-McLaren-Mercedes). En un año en que la capital levantina será noticia en todo el mundo por la celebración de la Copa América de Vela, el evento automovilístico es una prueba más del nivel en que se encuentra la ciudad del Turia y el extraordinario avance que ha logrado por méritos propios en los últi mos años. Porque la presentación de la escudería es lo de menos, se trataba de una mera excusa para llamar la atención de todo el mundo. Por mucha millonada que haya costado el espectáculo celebrado anoche en torno a la Ciudad de las Artes y las Ciencias resultará tremendamente barato en relación con el impacto publicitario y de marca que habrá logrado Valencia. Por muy odiosas que resulten las comparaciones, resultan inevitables. Mientras el nuevo bólido de Fernando Alonso rodando por las calles valencianas se cuela en prime time en millones de hogares de todo el mundo, en Sevilla se discute la desviación presupuestaria que supuso el roadshow celebrado por el piloto asturiano en mayo pasado. Pura calderilla para el formidable espectáculo vivido ayer en Valencia. A diferencia de Sevilla, Valencia transmite un proyecto de ciudad, lo que se manifiesta en todas las vertientes. Se empeñó en situarse en el mapa turístico y a fe que lo ha conseguido. ¿Existen todavía dudas de que ha adelantado a Sevilla como destino de congresos y reuniones? Se ha dado la vuelta a la ciudad como a un calcetín, se han construido infraestructuras de primer nivel... Y, mientras, aquí seguimos polemizando sobre la ampliación de Fibes. Así nos va.

1 comentario:

elcuentodelalfajor dijo...

¿Y si metemos a Monteseirín en el bólido de Alonso y lo mandamos a Australia?

 
Web Analytics by Controlia