lunes, 9 de abril de 2007

BALANCE DE LA SEMANA SANTA 2007

Con los ecos de las cornetas aún retumbando llega la hora del balance, simbolizado en premios con olor a incienso (positivo) o a carbón quemado (negativo). La nómina de 'premiados' queda abierta a las sugerencias de los lectores de este blog:





INCIENSO: Al Cecop por su extraordinaria labor de coordinación de todos los cuerpos y servicios que, pese a la lluvia, han hecho posible una extraordinaria Semana Santa.

CARBÓN: A los meteorólogos, por sus fallidos pronósticos a lo largo de la semana. Han hecho méritos para que San Meteosat abandone el santoral. Está nominado...

INCIENSO: A la Delegación de Fiestas Mayores por habilitar un habitáculo destinado a la lactancia materna en la Plaza Nueva. Nunca mejor dicho, la Semana Santa se 'mama' desde pequeño. De paso, nos desmonteramos para agradecer el trabajo realizado por el concejal Gonzalo Crespo en los últimos cuatro años ante su inminente abandono del cargo.

CARBÓN: A aquellos hoteles y restaurantes sevillanos que han afinado el 'estoque' más de lo normal. Algunas facturas son de juzgado de guardia.

INCIENSO: Al consorcio Turismo de Sevilla por la feliz iniciativa de retransmitir a través de su televisión turística por Internet momentos de nuestra Semana Santa, gracias al acuerdo con CRN Giralda. Ello posibilitó acercar la fiesta a todos los rincones del mundo y captar futuros visitantes. Sería deseable ampliar el próximo año la cobertura más allá de las tres horas ofrecidas en esta edición.

CARBÓN: A los conductores incívicos que aparcaban sus vehículos donde les daba la gana, sin importarles más que su propia comodidad.

INCIENSO: A la Delegación del Gobierno y a las aficiones del Sevilla FC y Tottenham Hotspurs, por su comportamiento para que el partido de UEFA celebrado el pasado Jueves Santo se desarrollara sin grandes incidentes.

CARBÓN: Al Consejo de Cofradías por la falta de previsión para evitar problemas derivados de la reestructuración de las sillas en la carrera oficial motivada por las obras de peatonalización de la Avenida. El quite providencial de Fiestas Mayores posibilitó que una joven disminuida -con abono- pudiera seguir el paso de las cofradías.

INCIENSO: Al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, por aguantar el chaparrón -en el sentido literal de la expresión- el pasado martes Santo cuando presidía el discurrir de la cofradía del Cerro del Águila.

CARBÓN: A los políticos, de todo signo y condición, que ante la cercanía electoral no han dudado en acercarse a las cofradías para salir en la foto.

3 comentarios:

dedoeneelojo dijo...

el último carbon no me parece muy merecido, los que conozco-y son de diversos colores- se dejan ver y van durante todo el año a las manifestaciones de las hermandades (religiosas o sociales) y cada año visitan pasos y hermandades, un poco raro seria que por haber elecciones el 27 de Mayo dejaran de hacerlo

ELRECEPCIONISTA dijo...

Pues yo le daría una tonelada de carbón a aquellos abonados de la carrera oficial -no a todos, ojo- que sin pudor dejan el suelo lleno de porquería. Sólo basta salir de nazareno en una cofradía que transite bien entrada la tarde por la carrera oficial para darse cuenta. Y si no que se lo pregunten a los operarios de Lipasam.

Hispalis dijo...

Me parecen muy acertados tus premios. Enhorabuena por tu blog. Estamos interesados en ponerte en nuestra lista de favoritos. Te pedimos, si ves oportuno, que nos posiciones en tu lista también de favoritos.
Ánimo con tu blog...

 
Web Analytics by Controlia