domingo, 27 de abril de 2008

EL TELEGRAMA DEL VIAJERO (XLVIII)

La Asociación Profesional de Guías Turísticos de Sevilla (APIT Sevilla) enciende el botón de alarma: el colectivo ha constatado una bajada del 4% en la actividad en lo que va de año respecto a 2007. ¿Tiene 'Plan B' el consorcio Turismo de Sevilla para amortiguar los efectos negativos del cambio de ciclo? STOP La Confederación Empresarial Sevillana (CES) y la Cámara de Comercio no acudieron a la asamblea general del consorcio Turismo de Sevilla el pasado viernes después de que los sindicatos UGT y CCOO -presentes en la Mesa para la Gestión Integrada del Turismo con voz pero sin voto- acusaran a los empresarios de contratar a mano de obra inmigrante para pagar salarios más bajos. Exigen una rectificación pública para volver a sentarse en una mesa con la representación de los trabajadores. STOP El aeropuerto de San Pablo sigue creciendo: contabilizó en marzo un total de 418.993 pasajeros, un 10,6% más. STOP Un informe encargado por la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) aniquila la falsa creencia de que los turistas de negocio rehúyen las aerolíneas de bajo coste: éstos anteponen las conexiones 'punto a punto' a servicios adicionales a bordo. STOP El accidente de autobús en el que se vieron implicados varios turistas finlandeses vuelve a abrir el debate acerca de la necesidad de contar con un gabinete de crisis turístico ante situaciones de emergencia. ¿Lo tendrá entre sus prioridades el nuevo consejero, Luciano Alonso?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Viajero:

Con respecto al primer punto; si no tienen plan A cómo coj... van a tener un plan B.

Hablando de la mesa; Pá lo que sirve... Pero ya harán las paces, ya. Todos maman de la misma teta y a ninguno le interesa quedarse sin leche.


Sobre lo del aumento de pasajeros de Marzo; fantástico, pero este año la Semana santa cayó en ese mes y en el anterior fue en Abril. Habrá que esperar los números del cuarto mes que, por lo que estoy viendo, no van a ser malos precisamente.

Anónimo dijo...

si tuvieran un plan B, anda que el inclito Celis no lo hubiera vendido ya. La crisis ha cogido al ayuntamiento con el carrito de los helados una vez mas. aqui no hay planificacion ninguna, pero lo mas grave es que nuestros empresarios les rien las gracias y les falta tiempo para posar con ellos en la foto. señores, este es el nivel que tenemos. no hay mas donde rasgar.

Chandalucía dijo...

No sé si puede tomarse o no como un plan B, pero el Consorcio presenta mañana un paquete turístico con el nombre "Sevilla en verano 2008". A falta de que tengamos más datos mañana en el acto del Alcázar, lo que anuncian es descuentos, así que ya sabemos la estrategia anti-crisis.

Animo a los lectores de este blog a discutir si el futuro de Sevilla (esa marca que se vende sola) pasa por bajar el precio o por aumentar la oferta y la promoción.

En este sentido, hay una reflexión muy interesante en la página 23 del número de mayo del suplemento de congresos de ABC (Fórum): vender Sevilla como se vende la Coca-Cola. Os animo a leerlo, pues posiblemente lo hayan volcado en la web. Perdonad que no lo haya comprobado.

_matarrese dijo...

¿Es posible un futuro mejor? Yo no lo dudo; casi todo se puede mejorar o bien en el todo o en alguna de sus partes.

A día de hoy, si enfrentamos las estrategias de promoción, los recursos humanos y económicos y los modelos de gestión de todos los que componemos el sector turístico de Sevilla –y digo todos, sin que nadie libre-, unos sobre otros, nos quedaría una “fotografía” muy poco concreta, muy dispersa y difusa, poco eficiente y que no apuntaría a ninguna parte en concreto y a todos lados sin otro remedio. Pero, imaginaros que ocurriría si empezásemos a aplicar modelos de integración que concentrasen recursos -de nuevo, humanos y económicos- y que buscasen la integración de los diferentes objetivos, tanto los de la patronal, como los de los sindicatos, como los políticos, y que los resultados de esta nueva estructura organizativa se midiesen en criterios estrictos de rentabilidad para Sevilla, por encima de todo, -dejando la foto para quién la quiera o la necesite- y de ahí hacia abajo, el resultado sería otro y, por el simple principio de economía de escalas, con un mayor rendimiento que el actual, que no es que sea malo, pero sí mejorable, y si se puede mejorar, nos convendría ir haciéndolo, que nuestra competencia no se duerme y los pocos que había dormidos se están despertando.

Esto, dicho así, y todos lo sabemos, de fácil no tiene un pelo, pero, hasta para dar la vuelta al mundo hay que empezar con un simple paso.

elviajeroinvisible dijo...

Cogiendo el guante lanzado certeramente por Chandalucía, pienso humildemente que el problema de Sevilla no son sus precios. No me consta que la ciudad tenga fama de 'carera' más allá de nuestros límites provinciales, por lo que considero que la solución al nuevo escenario que plantea el cambio de ciclo económico no pasa en ningún caso por una bajada de tarifas. La experiencia demuestra que esa estrategia fue un clamoroso error en la crisis post-Expo. ¿O no nos acordamos ya del trabajo que le costó al sector hotelero enterrar la imagen de establecimientos caros tras la brusca bajada y levantar los precios? Quizá la solución habría que haber empezado a ponerla en práctica años atrás ¿o acaso alguien pensaba que las vacas gordas iban a ser eternas? En la línea de lo que plantea Matarrese, es un despropósito la atomización de recursos y esfuerzos por parte del Ayuntamiento, la Diputación, la Junta, la CES, la Cámara de Comercio, los hoteles, los agentes de viaje, los restaurantes y hasta los barman. El problema es quién le pone el cascabel al gato e impulsa la deseada Autoridad Única, a la vista de la de fotos amables que brinda el turismo a los políticos y la de agradables viajes que posibilita al alcalde o concejal de turno en nombre de la defensa de los intereses de la ciudad. Con todo, esa dispersión no es el único lastre. Falta claramente imaginación a la hora de promocionar la ciudad -no consiste en ir de feria en feria, como hace 15 años- y de inventar -sí, in-ven-tar- nuevos atractivos y productos turísticos aprovechando el potencial de la ciudad (ópera, flamenco, viajeros románticos). Ya es hora de que a los gobernantes y a los responsables de los organismos públicos de gestión turística se les exija como si estuvieran en la empresa privada. No vale, a la vuelta de una feria, con presentar un listado con las tarjetas de visita recopiladas. ¿O se trata de eso?

Anónimo dijo...

Para el Viajero:

¿Autoridad única, dices? ¡¡¡QUÉ MIEDO!!!

¿Recuerdas quién fue la última persona propuesta para ese hipotético cargo?

Efestiviguonder: ¡¡¡BLAS BALLESTEROS!!!

El problema de Sevilla no se llama atomización, sino corrupción. El que se mueva no sale en la foto; y aquí sólo factura el que siempre dice "sí bwana". Pero, como también se dice por este blog, las vacas gordas no son eternas y alguna vez la tortilla dará la vuelta y los que hemos hecho de la libertad y la independencia nuestra bandera tendremos voto, porque la voz no nos la quita nadie, por lo menos de entre los humanos.

Anónimo dijo...

Querido Viajero: Los precios de Sevilla no te parecen caros porque son similares a los de otras ciudades de España. Y sin embargo cuando los comparamos con la calidad, resulta que Sevilla es una de las ciudades más caras del país.

Un par de ejemplos: cuando pago 400 euros por una habitación en el Alfonso XIII y recibo una m... de servicio (como es habitual) pues el precio me sale carísimo.

Otro: si contrato a un guía turístico por 150 euros y su nivel de idiomas es para echarse a reir... (como es habitual) pues sale carísimo.

Si me tomo un café de 1,20 euros en una terraza y las mesas están sucias y el camarero tarda lo suyo en tomar nota, servir y cobrar... sale muy caro.

Anónimo dijo...

Me parece injusto, último anónimo, que si citas al Hotel Alfonso XIII, no tengas valor de citar al guía que habla tan mal los idiomas o a la terraza que está tan sucia. Generalizar es mezquino, y más cuando somos tantos los profesionales en el gremio de los guías y en otros que día a día intentamos enseñar lo mejor de Sevilla y dar un magnífico servicio. El mercado es libre y puedes elegir entre la variada oferta pero nunca generalizar

 
Web Analytics by Controlia