martes, 30 de diciembre de 2008

ABIERTOS POR NOCHEVIEJA

No son pocos los hoteles y restaurantes de la ciudad que, en contra de su costumbre, tienen previsto abrir este 31 de diciembre, como basta comprobar echando un vistazo con detenimiento a los anuncios que inserta estos días la prensa local. ¿Crisis?

"Llevo años cerrando ese día, pero este año voy a dar de cenar el 31 de diciembre. Ya he hecho mi prospección en la zona y sé que muchos de los hoteles próximos no organizan nada y que tampoco muchos colegas abrirán esa noche, así que voy a probar; ya te contaré. Que no te cuenten milongas, la crisis nos está afectando a todos. Unos tendrán un catarro y otros una pulmonía, pero nadie está saliendo indemne. Eso te lo digo yo, que ya me conoces. Yo no voy a ganar lo mismo que el año pasado, pero eso no es lo malo. Lo peor está por llegar. Yo no temo a que facture menos estas fiestas, sino a esos meses de enero y febrero que tradicionalmente son malos. En fin, que abro en Nochevieja...", musita un solvente empresario de la restauración a oídos de este Viajero.

Pues eso, levantemos simbólicamente la copa y brindemos por ¡2010! Con el panorama que todo el mundo dibuja, que 2009 pase rápido...

5 comentarios:

Enrique Becerra. dijo...

Hola Viajero:

Efectivamente, la crisis nos está afectando a todos. En mi sector (la Hostelería) el bajón es bastante desigual. Los que están recién abiertos y los que llevamos media vida en esto todavía respiramos más o menos (a ver lo que dura); los primeros por la novedad y los segundos por la garantía que da una clientela fiel y antigua.

La peor parte se la están llevando aquellos restaurantes que ya no son primicia, pero que tampoco pueden colgarse aún la etiqueta de "clásicos".

En estos momentos tan delicados es cuando tiene que salir el profesional que todos llevamos (o deberíamos llevar) dentro.

La única fórmula posible para capear el temporal es ajustar los gastos al máximo, pero siempre sin que ni calidad ni servicio se resientan.

Va a comenzar un nuevo año. Quizás sea la hora de sentarse tranquilamente, papel en mano, para escribir (los pensamientos se los lleva el aire) todo aquello que se nos ocurra para mejorar las ventas y la cuenta de resultados.

Respeto muchísimo a los que han optado a última hora a abrir la noche del 31 de Diciembre, pero estas decisiones tan repentinas sólo suponen un parche, además de un riesgo de soliviantar innecesariamente al personal. No es lo mismo preparar un calendario de días abiertos y cerrados desde primeros de año (ahora es el momento), que dar una sorpresa desagradable pocas fechas antes. Nos quedan días muy difíciles que vivir a empresarios y empleados y, cuanto más unidos y compenetrados estemos, mejores serán los resultados.

También quisiera hacer una petición al nuevo equipo rector del Consorcio Turismo de Sevilla: Un evento gastronómico anual hecho por y para los sevillanos; sin concesiones a la galería. Unas Jornadas (u otro formato cualquiera) en el que los buenos hosteleros de Sevilla (que hay bastantes) podamos --si me permites que me incluya-- promocionar lo que hacemos en nuestros locales. Un acto en el que podamos mostrar a toda Sevilla los nuevos platos y tapas de la temporada. Un escaparate abierto a nuestras cocinas y nuestras salas. En definitiva: un apoyo institucional a nuestro esfuerzo. Que Sevilla se sienta orgullosa de sus bares y restaurantes; pues tiene motivos para estarlo.

Y --que me perdonen los organizadores y promotores-- no aceptamos "La Feria de la Tapa" como evento gastronómico; por lo menos en su formato actual.

Nada más. Feliz año a todos y que pase prontito este 2009 (menos mal que no es bisiesto y dura un día mas).

Enrique Becerra Gómez.

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Becerra, suscribo todas tus palabras, con una salvedad. Llevo escuchando meses y en infinidad de sectores profesionales al igual que en las conversaciones de barra de bar, comentarios como..... "que pase este 2009 rapidito", "Feliz 2010, porque lo que va a ser 2009....", "suerte para el 2009, que falta hará" y muchos más con igual sorna.

Creo que 2009 será un año de muchas oportunidades para el sector de la hostelería, de agudizar el ingenio, de la creatividad, del apretón del cinturón sin lugar a dudas, pero también de la innovación, la genialidad, el buen oficio, la honestidad y la constancia.

A ver si a todo ello ayuda un poquito al sector de la hostelería de esta ciudad y su provincia las instituciones (varias, no sólo el consorcio).

Feliz año ingenioso para el 2009

Anónimo dijo...

Yo añadiría un deseo más para 2009: que el nuevo año calme las malas pulgas de don Enrique.

Enrique Becerra dijo...

Yo no tengo malas pulgas,anónimo de las 12,11; si acaso me rebelo contra las injusticias y las arbitrariedades.

Y estoy de acuerdo contigo, anónimo de las 09:48; el ingenio hará que los que salgamos de esta crisis (porque yo pienso hacerlo) lo hagamos reforzados. Además has nombrado dos de mis banderas: honestidad y constancia; que así, con esas mismas palabras, lo digo en mi segundo libro.

Feliz 2009 pues, con sus 365 días enteritos.

_matarrese dijo...

Comparto plenamente todo lo dicho por Enrique Becerra. Particularmente, y como él dice, si 2009 no va a ser tan bueno como los anteriores, yo lo prefiero con todos sus días, para así tener más ocasiones de enfrentarme a él -me refiero al año-.

Por un 2009 que de seguro estará lleno de oportunidades para todo el sector turístico de Sevilla.

 
Web Analytics by Controlia