jueves, 5 de marzo de 2009

SE DISPARA EL NÚMERO DE PETICIONES DE TRASPASOS DE RESTAURANTES POR LA CRISIS ECONÓMICA

El consultor Cayetano Gómez, con su enfocado periscopio desde el que otea el presente turístico, repara en un hecho interesante en la última newsletter de Mentur. Se trata de los movimientos que se están produciendo en el sector de la hostelería como consecuencia de la crisis económica. La división Mentur Investment está constatando un notable incremento de las peticiones de traspasos de establecimientos de restauración, lo que sin duda hay que poner en relación con el desplome del consumo derivado de la recesión. Se trata de un fenómeno que ya empezó a percibirse a finales de 2008 y que, con el agravamiento de la situación económica, se está agudizando en el primer trimestre de 2009. "El pricipal problema con el que nos encontramos a diario en MENTUR Investment es el escaso conocimiento sobre las técnicas de valoración de sus respectivos negocios para poder afrontar de una forma pragmática y realista una negociación con un tercero interesado en adquirir el traspaso del negocio", explica Gómez. Ya ven que de la crisis económica no se libra casi nadie... a excepción de las cadenas MacDonald's o Burguer King.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema querido viajero es que hace unos años el sector de la hostelería se ha visto inundado de empresarios con escaso o nulo conocimiento del mismo, creyéndose que la hostelería es algo muy sencillo. Pregúntale a todos los restauradores de la ciudad que llevan 10, 20 30 ó 50 años en el sector lo sacrificada y dura que es la profesión hostelera.

En todos los sectores hay intrusismo, pero seguro que los que terminen capeando estos momentos de crisis global y que ya han pasado varias, saldrán fortalecidos, y no dudes que dentro de unos 6 u 8 años volverán los intrusos a montar su restaurante de moda porque es lo más "in" sobre todo entre las profesiones liberales. Oferta y Demanda, son implacables.

Anónimo dijo...

Se dispara? notable incremento??. Un poquito de rigor, dar alguna cifra contrastada antes de hacer ese tipo de afirmaciones.

Enrique Becerra. dijo...

Hola Viajero:

Tirón cariñoso de orejas por este comentario. No sólo se libran de la crisis Burger King o MacDonalds, muchos PROFESIONALES la estamos, si no dominando, sí por lo menos tuteándola. Y te pongo lo de profesionales en mayúsculas porque me juego la tiza de la oreja a que el 90% de los locales en traspaso son propiedad de gente que no ha mamado este noble oficio.

Como bien dice el Anónimo de las 12:22, en Hostelería el intrusismo está cuasi generalizado. Nadie se cree que, con los márgenes tan grandes con que trabajamos, los beneficios sean tan justos, pero estamos ante un sector en el que los gastos generales son bestiales y, para colmo, la materria prima de lo más delicada y perecedera.

No me alegro del mal de nadie, bien lo sabe Dios, pero es bueno que la opinión pública se dé cuenta de lo que vale un buen profesional de la hostelería. Cualquier mindundi con dinero fácil se cree que montar un restaurante es contratar a un arquitecto guay que se lo decore y a un chaval con buenas maneras recién salido de alguna prestigiosa escuela de hostelería para que se lo dirija. Luego, claro, cuando los meses y los vencimientos más que correr vuelan, vienen las lamentaciones.

Todavía recuerdo a la Pantoja lloriqueando (figuradamente, claro)por las revistas y quejándose de que la gente se cabreaba cuando iba a su restaurante "Cantora" y no la veían por allí; o de que se llevaban de recuerdo los platos que costaban un dineral. Pues claro, bonita, como todo en este negocio.

Mal tiempo para los advenedizos.

En la próxima temporada de bonanza económica podrían montar una lavandería para invertir. Por variar un poco y porque, a lo mejor, es más propio ese sector para sus pretensiones.

Anónimo dijo...

Respondiendo a lo de la Consultora, (por si sirve de ayuda)Métodos de Valoración Objetiva de Empresas en la Compra Venta de Negocios hay muchos :

-Por Flujos de Caja
-Por Múltiplos de Ebitda
-Por Valor neto de Patrimonio
-etc.
Pero un factor muy influyente que condiciona toda objetividad a fin de cuentas es la urgencia o paciencia que demuestren comprador y vendedor en cada caso (oferta/demanda).

Para realizar estos estudios también hay consultores y empresas especializadas, (y yo no soy uno de ellos).

elviajeroinvisible dijo...

Comparto plenamente la reflexión acerca del intrusismo y de la entrada en el sector de empresarios que montaron restaurantes sólo por 'capricho' en un momento de vacas gordas, algiual que otros optaron por crear una bodega o comprar una yeguada. Dicho esto, es evidente que se está produciendo el fenómeno descrito por Mentur.

No hace falta decir que me alegro de que a gente como Enrique Becerra y a tantos excelentes y honestos profesionales sevillanos que llevan años demostrando su buenhacer estén lidiando bien la crisis.

Tomo nota, estimado Enrique, del cariñoso tirón de orejas, pero apelar a Macdonald's era una forma gráfica de dibujar la situación.

Anónimo dijo...

Para eso no hacen falta consultores. De hecho algunos ni abren por culpa de los desastres que alimentan.

Entre eso, los que salen de la escuela de marras a montar restaurantes de "a 90 el pelotazo" vamos listos.

Algúno se tilda de consultor sin haber dirigido ni hotel, ni restaurante, o simplemente habiendo contado en su CV con el cierre de su propio negocio.

Sevilla y sus fantasmas.

Anónimo dijo...

Con mis respetos al Sr. Becerra, cuyo restaurante estupendo he probado en muchas ocasiones, no comparto en absoluto su punto de vista sobre los "mindundis y chavales con buenas maneras". Este comentario desafortunado de Enrique me lleva a pensar en Abantal y Gastromium.

Sevilla necesita aire fresco y un toque cosmopolita dentro de tanta tradición y reinvención de la tradición. Ya estamos hartos de siempre lo mismo. Comienzan en Sevilla un par de restaurantes creativos y originales: pues dejemos que sigan adelante!

Además, Enrique, no lo digo yo: Abantal tiene una estrella y Gastromium va camino de ello; y si no, al tiempo.

Anónimo dijo...

La estrella como la de Komo };P

Anónimo dijo...

Opino que a lo que se ha referido D. Enrique Becerra es a aquellas "personas" que se meten a montar cualquier negocio, restaurantes en el caso que nos ocupa, para especular y no para crear riqueza en la ciudad y, también, ganar dinero.

He comido en el restaurante del Sr. Becerra, también en el de Julio (Abantal) y cada uno en su estilo tiene su público y su momento pero está claro que llega un momento en que la oferta de restaurantes. bares y hoteles en Sevilla se satura y hace tiempo que se saturó y ahora sólo sobrevivirán los mejores.

 
Web Analytics by Controlia